miércoles, 2 de diciembre de 2009

Historia Molino de Moscopán


Actualmente al sur oriente de la cuidad de Popayán se encuentras las instalaciones de la antigua Empresa Harinera de Moscopán, más conocida actualmente como el "Antiguo Molino de Moscopán" la cual fue una de las mejores empresas del departamento del Cauca en su época, dedicándose, como su nombre lo sugiere, al procesamiento del trigo para harina de pan y los derivados del producto. Desde hace más de 40 años esta empresa a cerrado sus puertas ya que no fue lo suficientemente fuerte para sobrevivir a la crisis que afrontaron las industrias de trigo en los años 70's cuando el gobierno impuso el impuesto sobre el trigo, la cual no era viable económicamente para su subsistencia.
Dentro de estas paredes aún se encuentran algunos elementos que hacían parte de la fabrica como algunas de sus maquinas utilizadas en su producción, empaques del producto, el teléfono y hasta la caja fuerte de la empresa pero todo cubierto de abundante polvo, suciedad y algunas plantas y animales que han hecho de esta fabrica su hogar.
Alrededor de este antiguo molino se han creado un sin número de mitos y leyendas acerca de lo que sucede constantemente en este lugar, por lo general en las noches, por los habitantes del sector quienes afirman haber visto a una mujer pasearse por las ventanas del sitio cuya historia resulta algo escalofriante...
La protagonista es una dama de 41 años de edad la cual defraudada por un amor tomó la decisión de suicidarse en aquel molino en donde trabajaba. Todo comenzó cuando esta dama llamada Raquel conoció a Marco, un joven apuesto de 25 años, el cual empezó a trabajar en la harinera un martes en la mañana. Para Raquel fue amor a primera vista, pero ella sabía que tenía un matrimonio y un hijo por cuidar y respetar; algo que fue perdiendo importancia al pasar los días trabajando junto a Marco. Luego de pasado un mes la atracción entre Raquel y Marco era evidente, pues la dama también poseía sus atributos a pesar de su edad. Después de muchos días de trabajo surgió un romance que creció con el pasar del tiempo, ya nada importaba, todos en el viejo molino sabían de aquel enamoramiento entre Raquel y Marco, y por supuesto esos comentarios llegaron a oídos del Esposo de Raquel llamado Jorge, un hombre de 45 años y bastante repulsivo, que al enterarse de aquel suceso no le faltaron ganas para asesinar a Marco, a su propio hijo y a sí mismo. A Marco lo asesinó a machetazos una madrugada mientras se dirigía a trabajar, mientras que él y su hijo fueron víctimas del Racumin (veneno para ratas), Raquel también fue víctima de los celos de su esposo, solamente que ella no tomo en su totalidad la sopa que contenía tan letal veneno, el veneno tan solo produjo en ella una limpieza del estomago.
Luego de la recuperación durante tres días en el hospital San José, Raquel fue dada de alta y puesta a disposición de sus jefes en el molino. Raquel ya enterada de todo lo que había pasado no podía esconder su tristeza, los días de trabajo eran días de llanto para la mujer, hasta una noche en que aviso a todos que ella prefería quedarse en el molino trabajando y ni ir a su casa donde recordaría a sus seres queridos; sus compañeros de trabajo no le prestaron interés a sus palabras y la apoyaron en su idea. Todo parecía normal, hasta llegado el amanecer que vislumbró a un cuerpo sujetado por el cuello de un lazo amarrado a una viga, era Raquel que seguramente no aguantó el dolor por la muerte de sus seres amados y se colgó.
El viejo molino hoy está abandonado, pero no por aquel suceso, solo que los años ya le pasaron su cuenta de cobro, los días de trabajo y producción de harina ya están en el olvido, lo único que no quiere pasar al olvido es el espíritu de Raquel que según los habitantes del sector, ronda el viejo molino acompañado de un llanto aterrador.
Sea o no verdad esta historia, podemos afirmar que muchas de las cosas sucedidas en este lugar han generado una gran curiosidad entre los habitantes de la ciudad por saber que pasó en aquel tiempo cuando la empresa era próspera y cuando aún se podia ver la sonrisa de sus empleados y la prosperidad de esta empresa procesadora de trigo.

Fuente:
  • http://popayanarkano.wordpress.com/
  • http://pachajoa.110mb.com/a9mosc.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada